Despierto, y aún estoy contigo.
Salmo 139:18

Las Escrituras son un paraíso espiritual, y el libro de los Salmos se sitúa como el árbol de la vida en medio de tal paraíso. Los Salmos no están solo para el deleite, sino también para la utilidad; son como el árbol de granada, el cual no es solo para saborearlo, sino también para producir y llevar fruto; o como esos árboles del santuario, “cuyo fruto será para comer, y su hoja para medicina” (Ezequiel 47.12). Los Salmos están enriquecidos con variedad, y revestidos con cada una de las condiciones y estados por los que pueda pasar un cristiano. Son una panoplia (arsenal) y almacén (tienda) espiritual. Si su corazón se encuentra muerto, aquí podrá buscar su fuego; si está usted débil en la gracia, aquí podrá hacerse con sus fuerzas y la armadura que tanto necesita; si estuviere a punto de desmayar, aquí hay cordial reposo y alivio. No hay condición que puedas nombrar sino es un Salmo revestido de la misma.

  1. En caso de enfermedad: Salmo. 41.3: “Mullirás toda su cama en su enfermedad;” y seguro que aquella cama ha de ser necesariamente suave por lo que Dios hará con ella; y hay un Salmo paralelo a este, Salmo 73. 26: “Mi carne y mi corazón desfallecen,” mi salud está decayendo, “más la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre;” o como está escrito en la Septuaginta: “Él es el Dios de mi corazón.”
  2. En caso de oprobio: Salmo 31.11: “De todos mis enemigos soy objeto de oprobio,” versículo 14: “Más yo en ti confío, oh Jehová, digo: Tú eres mi Dios.” Versículo 21: “Bendito sea Jehová, porque ha hecho maravillosa su misericordia para conmigo en ciudad fortificada.” Aquí ha resplandecido algo de sol, rompiendo con aquellos negros nubarrones del oprobio.
  3. En caso de recibir tratos crueles por parte de amigos: Salmo 55.12-14: “Porqué no me afrentó un enemigo, lo cual habría soportado… Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, mi guía y mi familiar. Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos.” Aquí radicaba la enfermedad. Versículo 22: “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará.” Del Caldeo se traduce como: “Echa tu esperanza” de la Septuaginta: “Echa tu preocupación“. Dios es poderoso, por consiguiente, es apto para socorrer; es misericordioso, por lo tanto, él está dispuesto. “Él te sustentará”, he aquí la promesa de Dios, la cual, es su vínculo para asegurarnos.
  4. En caso de que estemos cercanos a contender contra nuestros enemigos: Hay un salmo que adopta tal condición, Salmo 3.1: “¡Oh Jehová, cuánto se han multiplicado mis adversarios! Muchos son los que se levantan contra mí,” versículo 5: “Yo me acosté y dormí.” David, cuando se veía asediado por sus enemigos, podía recostarse y dormir sobre la suave almohada de una buena conciencia; y el Salmo 27.3, 5: “Aunque un ejército acampe contra mí. No temerá mi corazón… porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal.” El me ocultará de manera tan segura como si estuviera en el lugar santísimo del mismo santuario, donde nadie, sino solo el sacerdote, podía entrar.
  5. En caso de escases (necesidad): Si el estado de un cristiano es llevado a lo más bajo, de forma tal, que al igual que la viuda (1 Reyes 17:12), no tiene nada más que un escaso puñado de harina y un poco de aceite en una vasija, hay un Salmo para dar consuelo; Salmo 40.17: “Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí.” Salmo 132.15: “Bendeciré abundantemente su provisión; a sus pobres saciaré de pan.” He aquí el rocío que destila para bendición. Salmo 119.57: “Mi porción es Jehová.” Considera las riquezas aún en la pobreza; ¿Y qué aunque el agua en la botella se terminara?; si la fuente (el manantial) la tenemos a mano.
  6. Si el pecado, mediante la hipocresía de la tentación, prevalece contra un hijo de Dios: Hay un Salmo para consuelo; Salmo 65.3: “Las iniquidades prevalecen contra mi; mas nuestras rebeliones, Tú las perdonaras,” del Hebreo esto significa: “Tú has de ocultarlas.” Esto alude al propiciatorio que fue cubierto con las alas de los 3 querubines. Así también los pecados de los piadosos, cuando se arrepienten de ellos, son cubiertos con las alas del favor y la misericordia.
  7. En caso de oraciones (plegarias) que aún permanecen sin respuesta: Salmo 69.3: “Cansado estoy de llamar; mi garganta se ha enronquecido; Han desfallecido mis ojos esperando a mi Dios.” Pero en el mismo Salmo, el autor traza el seno, el corazón, del consuelo. Versículo 33: “Porqué Jehová oye a los menesterosos, y no menosprecia a sus prisioneros.” ¿Obtendremos frutos antes de que madure? Cuándo la misericordia este madura, entonces deberíamos recoger sus frutos; además, nada se pierde por esperar. Así que enviamos la flota dorada de la oración hacia el cielo, y cuanto más tiempo esta permanezca fuera, más grande será el regreso que se traiga consigo. David se dio cuenta de esto también; por lo tanto, rasgó sus harapos y se puso sus vestidos de alabanza; “Alabaré yo el nombre de Dios con cántico” (vs 30).
  8. En caso de sentirse abandonado: Esta es la flecha envenenada que hiere al corazón. Pero aún hay un Salmo al cual recurrir; Salmo 94.14: “Porque no abandonará Jehová a su pueblo, ni desamparará su heredad.” Esto es como la estrella que brilla en medio de una noche oscura, o como los tablones y los pedazos rotos del barco, a los cuales Pablo y el resto se aferraron para llegar con vida hasta la costa de la isla de Malta (Hechos 27:44). Puede que Dios encubra su amor de la vista de sus hijos, pero jamás habrá de quitarlo, 2°Samuel 7:15. Puede que cambie Su providencia hacia él, mas no alterará Su propósito.
  9. En caso de muerte, hay un Salmo para reanimarnos: Salmos 23.4: “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo…” La picadura y el veneno de esta serpiente (la muerte) es quitado. Tú estás conmigo; con Tú poder para sostenerme, con Tú gracia para santificarme y con Tú amor para endulzarme. “…Tu vara y tu callado me infundirán aliento” (vs. 4). Tengo el callado de esta promesa en la mano de mi fe, y con el puedo caminar a través de la oscuridad, directo a la muerte.

Así, cualesquiera que sean las circunstancias, los Salmos y el arpa de David, pueden servir para alejar aquel mal espíritu de tristeza y descontento de los cristianos; tanto así puede decirse de los Salmos en general.

Sobre El Autor

Thomas Watson

Thomas watson probablemente nació en Yorkshire. Él estudió en Emmanuel College, Cambridge, obtuvo un diplomado de licenciatura en Artes en 1639 y una Maestría en Artes en 1642. Durante su tiempo en Cambridge, Watson fue un especializado erudito. Después de completar sus estudios, Watson vivió por un tiempo con la familia puritana de Lady Mary Vere, la viuda de Sir Horace Vere, varón de Tilbury. En 1646, Watson fue a St. Stephen’s Walbrook, Londres, donde sirvió como profesor durante unos 10 años, y como rector por otros 6 años, cubriendo el lugar de Ralph Robinson. Alrededor de 1647. Watson se casó con Abigail Beadle, hija de John Beadle, un ministro de Essex de convicciones Puritanas. Ellos tuvieron por lo menos 7 hijos en los siguientes 30 años; de los cuales 4 de ellos murieron jóvenes. Durante la guerra Civil, Watson comenzó a expresar sus fuerte convicciones Presbiterianas. Watson fue formalmente reincorporado a su pastorado en Walbrook en 1652. Cuando el Acto de Inconformidad se aprobó en 1662, Watson fue expulsado de su pastorado. Él continuó predicando en privado -en graneros, casas, y bosques- siempre y cuando tuviera la oportunidad. Watson obtuvo una licencia para Crosby Hall, Bishopsgate, el cual perteneció a John Langham, un líder de los no-conformistas. Watson predicó allí por 3 años antes de que Stephen Charnock se le uniera. Ellos ministraban juntos hasta la muerte de Charnock en 1680. Watson siguió trabajando hasta que su salud se vio afectada. El entonces se retiró a Barnston, en Essex, donde murió repentinamente en 1686 mientras se dedicaba en privado a orar. La profundidad de Watson en doctrina, claridad de expresión, intensidad de espiritualidad, amor en la aplicación… hacen de su reputación como excelente predicador y escritor. Fue enterrado el 28 de julio 1686.

Artículos Relacionados