REDENCIÓN TOTAL

“Yo soy tuyo, y todo lo que tengo”. —1 Reyes 20:4 Ya hace tiempo, querido Señor, que Tú me permitiste firmar un contrato para la edificación de una casa de oración para la honra de tu nombre. Esta mañana, sob... LEER MÁS

UN CORAZÓN PURIFICADO

“Y cada uno que tiene esta esperanza en Él se purifica así mismo, así como Él es puro”. 1 Juan 3:3 Una esperanza purificadora La ESPERANZA está compuesta de un deseo y una expectativa. Podemos desear lo q... LEER MÁS