LA POBREZA DE CRISTO

 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. — 2 Corintios 8:9 —   La pobreza de ... LEER MÁS

REDENCIÓN TOTAL

“Yo soy tuyo, y todo lo que tengo”. —1 Reyes 20:4 Ya hace tiempo, querido Señor, que Tú me permitiste firmar un contrato para la edificación de una casa de oración para la honra de tu nombre. Esta mañana, sob... LEER MÁS

UN REY COMO DAVID

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Isaías 9.6 El propósito original de Dio... LEER MÁS

MORIR EN FE

La cuestión que nos inquieta acerca de la muerte no es si moriremos. Hay un chiste macabro que dice que solo dos cosas son ciertas en la vida: la muerte y los impuestos. Pero algunas personas se las arreglan pa... LEER MÁS

EL FINAL DE LA CARRERA

Jamás olvidaré las últimas palabras que me dijo mi padre. Estábamos sentados juntos en el sofá del living room. Su cuerpo estaba devastado por causa de tres derrames cerebrales. Un lado de su cara estaba distor... LEER MÁS

APROBADO ANTE DIOS

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad", (2Ti 2:15) Si no te puedes expresar bien sobre cada una de tus creencias, t... LEER MÁS