Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos,
Y los pecadores se convertirán a ti.
Salmos 51:13

No es poca cosa traer una mente terrenal al cielo, y mostrarle al hombre las magníficas excelencias de Dios, hasta que sea llevado a Él en tal amor, que nunca podrá ser apagado; quebrantar el corazón de pecado, y hacerlo huir por refugio hacia Cristo, y felizmente abrazarlo como la vida de su alma; tener el sentido y la inclinación del corazón y la vida cambiadas; de modo que un hombre renuncia a lo que tomaba por felicidad, y pone su felicidad donde nunca antes la ponía, y ya no vive para el mismo fin, y no se conduce por el mismo designio del mundo que antes: en una palabra, Aquel que se encuentra en Cristo es una nueva criatura: “las cosas viejas pasaron; he aquí, todas las cosas son hechas nuevas“(2 Corintios 5:17).

Tiene una nueva comprensión, una nueva voluntad y resolución, nuevas penas, deseos, amor y deleite: nuevos pensamientos, nuevo lenguaje, nueva compañía y nuevas conversaciones. El pecado, que era antes un asunto de bromas para él, ahora es tan odioso y terrible para él, que huye de este como de la muerte.

El mundo, que era tan maravilloso a sus ojos, ahora le parece como vanidad y disgusto: Dios, que antes estaba descuidado, olvidado, y toda lujuria se prefería en lugar de Él, ahora es la única felicidad de su alma; ahora Él está colocado al lado de su corazón, y todas las cosas le deben dar lugar, y el corazón se ocupa en la frecuentación y observancia de Él, y se aflige cuando se esconde su rostro, y nunca se piensa bien de sí mismo sin él.

Sobre El Autor

Richard Baxter

Puritano, Ministro, Teólogo Richard Baxter nació el 12 de noviembre de 1615 en Rowton, Shropshire UK, fue un líder de la iglesia puritana Inglés, poeta, escritor de himnos, el teólogo Dean Stanley lo llamó "el jefe Inglés protestante de los escolásticos". Después de algunas salidas en falso, se hizo conocer por su ministerio en Kidderminster, y en torno al mismo tiempo inició una larga y prolífica carrera como escritor teológico. Después de la Restauración se negó preferente, al tiempo que conserva un enfoque Presbiteriano no separatista, y se convirtió en uno de los líderes más influyentes de los no conformistas. Sus puntos de vista sobre la justificación y la santificación son algo controvertido dentro de la tradición calvinista porque sus enseñanzas parecen, para algunos, socavar la salvación por la fe, en la que hace hincapié en la necesidad de arrepentimiento y fidelidad, murió el 8 de Diciembre de 1691 en London.

Artículos Relacionados