“Os es necesario nacer de nuevo”, Jua 3:7

La respuesta a la pregunta de Nicodemo, ¿cómo puede un hombre nacer siendo viejo? es: solamente cuando esté dispuesto a morir para todo en su vida, incluyendo sus derechos, sus virtudes y su religión y se disponga a recibir en su interior una nueva vida que nunca antes había experimentado (ver Jua 3:4). Esta nueva vida se manifiesta en nuestro arrepentimiento consciente y nuestra santidad inconsciente. 

“Más a todos los que le recibieron”, Jua 1:12. ¿Es mi conocimiento de Jesús el resultado de mi percepción espiritual interna o sólo de lo que he aprendido al escuchar a otros? ¿Hay algo en mi vida que me relaciona con el Señor Jesús como mi Salvador personal? La piedra angular de todo mi historial espiritual debe ser el conocimiento personal de Jesucristo. Nacer de nuevo significa que lo veo a Él. 

“El que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios”, Jua 3:3. ¿Estoy buscando sólo las señales milagrosas del reino de los cielos, o realmente percibo el gobierno soberano de Dios? El nuevo nacimiento me confiere un nuevo poder de visión mediante el cual empiezo a discernir el gobierno divino. Su dominio estuvo allí todo el tiempo, pero era conforme a la naturaleza de él y yo no podía verlo mientras no recibiera esa naturaleza. 

“Todo aquel que es nacido de Dios no practica el pecado”, 1Jn 3:9. ¿Estoy tratando de dejar de pecar o he dejado de hacerlo? Haber nacido de Dios significa que tengo su poder sobrenatural para no pecar más. En la Biblia no se plantea si un cristiano debería pecar, sino que se afirma enfáticamente: Un cristiano no debe pecar. La obra eficaz del nuevo nacimiento en nosotros es que no cometemos más pecado. No sólo que tenemos el poder para no pecar, sino que realmente hemos dejado de hacerlo. Sin embargo, el significado de 1 de Jua 3:9 no es que no podemos pecar. Lo que nos dice es que si obedecemos la vida de Dios que está en nosotros, no tenemos necesidad de pecar.

Sobre El Autor

Oswald Chambers

Oswald Chambers era un evangelista y maestro escocés bautista (1874-1917) nació el 24 de julio de 1874, en Aberdeen, Escocia. Él entró en una relación personal con Jesús como su Salvador en su adolescencia bajo el ministerio de Charles Haddon Spurgeon, y estudió arte y arqueología en la Universidad de Edimburgo antes de responder a un llamado de Dios al ministerio cristiano. Luego estudió teología en Dunoon College. De 1906 a 1910 dirigió un ministerio itinerante de enseñanza de la Biblia en los Estados Unidos, el Reino Unido y Japón.

Artículos Relacionados