La gracia de Dios te llama a sufrir y a esperar, pero nunca te llama a estar de pie en tu propia fuerza. 

 La Biblia nunca niega la realidad. La Biblia nunca opta por la tangente. La Biblia nunca te ofrece una percepción disfrazada del mundo caído. La Biblia nunca te engaña para que pienses que las cosas son mejor de lo que están. La Biblia es directa y honesta, pero también nos ofrece esperanza.

Aunque es muy sincera sobre las dificultades de la vida en este mundo caído, la Biblia también está llena de esperanza gloriosa. La honestidad no inhibe la esperanza, pero la esperanza tampoco inhibe la honestidad. El Salmo 28 es un buen ejemplo de la importante armonía entre estos dos temas: A Ti clamo, Señor, roca mía; no te desentiendas de mí, porque si guardas silencio, ya puedo contarme entre los muertos. Oye mi voz suplicante cuando a Ti acudo en busca de ayuda, cuando tiendo los brazos hacia Tu lugar santísimo. No me arrastres con los malvados, con los que hacen iniquidad, con los que hablan de paz con su prójimo pero en su corazón albergan maldad. Págales conforme a sus obras, conforme a sus malas acciones. Págales conforme a las obras de sus manos; ¡dales su merecido!

Ya que no toman en cuenta las obras del Señor y lo que Él ha hecho con Sus manos, Él los derribará y nunca más volverá a levantarlos. Bendito sea el Señor, que ha oído mi voz suplicante. El Señor es mi fuerza y mi escudo; mi corazón en Él confía; de Él recibo ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias. El Señor es la fortaleza de Su pueblo, y un baluarte de salvación para Su ungido. Salva a Tu pueblo, bendice a Tu heredad, y cual pastor guíalos por siempre. Este salmo sobre la tribulación termina siendo un salmo de esperanza radiante. Esa es la historia de la vida de cada creyente, ya que tú y yo nunca estamos solos en medio de nuestros problemas. ¡El “baluarte de salvación” está siempre con nosotros!

Para profundizar y ser alentado: Salmo 35

Sobre El Autor

Paul David Tripp

Paul David Tripp es pastor, autor y conferencistas. Él es el presidente de los Ministerios Paul Tripp y trabaja para conectar el poder transformador de Jesucristo a la vida cotidiana. Esta visión ha llevado a Paul a escribir 17 libros sobre la vida cristiana, producir 14 series de enseñanza y viajar alrededor del mundo hablando en eventos. La pasión motriz de Paul es ayudar a la gente a entender cómo el evangelio de Jesucristo habla con esperanza práctica en todas las cosas que la gente experimenta en este mundo roto.

Artículos Relacionados