Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. Apocalipsis.2:13

La iglesia de Pérgamo estaba consagrada a la verdad. Este rasgo es aun más notable si tenemos en cuenta el ambiente religioso y cultural que la rodeaba.

Dos veces Jesús escribe que él conoce donde viven, que es ‘donde está el trono de Satanás’ y ‘en esa guarida de Satanás’ (v. 13,). No tenemos certeza de lo que Jesús quiso decir con esas expresiones. En general se estaba refiriendo a la sociedad no cristiana que los rodeaba.

En particular pudo haber estado aludiendo a la idolatría pagana o al culto imperial. Pérgamo ha sido caracterizada como un fuerte centro de paganismo. Se habían erigido allí muchos templos y altares. Cerca de la cumbre de la acrópolis de esa ciudad había un inmenso altar a Zeus, y Pérgamo era famosa como centro de la adoración a Esculapio, el dios de la salud y de la sanidad.

Pero algunos estudiosos piensan que el trono de Satanás se asociaba más bien con el culto imperial. Allá por el 28 a. C., se había autorizado a los ciudadanos de Pérgamo que erigieran un templo a Augusto. Este fue el primer templo provincial construido en honor a un emperador todavía vivo, y algunos piensan que el culto imperial tenía su sede central en esta ciudad.

A pesar de esas influencias satánicas, la iglesia de Pérgamo no había capitulado. Por el contrario, Jesús pudo escribir a la iglesia esas palabras de felicitación: ‘A pesar de todo, te mantienes fiel a mí y no has abandonado la fe ni siquiera cuando ahí, en esa guarida de Satanás, visteis morir a mi fiel testigo Antipas’ (v. 13,). Es conmovedor que Jesús dé a Antipas el título de ‘mi fiel testigo’, el mismo que antes se le había dado a él (1.5). Sin embargo, Jesús añade una palabra de queja.

Es que, si bien Pérgamo como un todo permanecía leal a Cristo, había tolerado en su comunidad algunos falsos maestros que sostenían ‘las enseñanzas de Balaán’ y ‘a las enseñanzas de los nicolaítas’ (vv. 14–15,), enseñanza que parece haber sido tolerante tanto con la idolatría como con la inmoralidad. 

 Para continuar leyendo: Apocalipsis 2.12–17

Sobre El Autor

John Stott

John Stott (27 de abril 1921 – 27 Julio 2011) fue un inglés cristiano y pastor anglicano quien fue reconocido como importante líder del movimiento evangélico en el mundo.

John Stott fue uno de los principales autores del Congreso Mundial de Evangelización de Lausana (Suiza) en 1974.

Artículos Relacionados