¡Oh Supremo Autor de todo!

Que siempre
este subordinado a ti,
sea dependiente de ti,
me encuentre en el camino por donde tú vayas,
y donde tu Espíritu se mueva,
tenga cuidado de no alejarme de ti,
de volverme insensible a tu amor.

Tú no mueves a los hombres como piedras,
pero les infundes vida;
no para que se muevan sin ti,
sino en sumisión a ti, el primer motor.

Oh Señor, estoy asombrado de la diferencia
entre lo que recibo y lo que merezco,
entre el estado en que ahora estoy y mi pasado
falto de gracia, entre el cielo al que me has destinado y
el infierno del que soy digno.

¿Quién me dio esta distinción, sino tú?
yo no estaba mas listo para recibir a Cristo
que los demás;

Yo no podría haber empezado a amarte, si Tú no me hubieras
amado primero, ni podría haberte aceptado a menos que
me hubieras movido tú.

¡Oh que gracia que una corona así se ajuste a la cabeza de tal
pecador! que una distinción tan alta sea para una persona
tan infructuosa! tales alegrías para un rebelde tal vil!
La sabiduría infinita ha diseñado la salvación
en que somos comprados, y somos liberados;

Sea escrito “Ira merecida” en la puerta del infierno,
Pero “Don gratuito de la gracia” en la puerta del cielo.

Sé que mis sufrimientos son resultado de mi
pecar pero en el cielo, lo uno y lo otro cesarán;

Concédeme alcanzar este refugio, aun
a pesar de las tormentas,
que los vientos de tu misericordia me lleven con seguridad
a buen puerto.

Que tu amor me acerque a Ti,
me libere del pecado, me ayude a morir a este mundo,
y me prepare para mi salida de aquí.

¡Asegúrame con tu gracia mientras navego a través de este
mar tormentoso!

Sobre El Autor

Arthur G. Bennett

Arthur G. Bennett, autor del libro "El Valle de la Visión," compendio de ciertas oraciones y meditaciones que eran la base de la fortaleza del carácter y la vida de los puritanos. Arthur fue un canónigo de la catedral de St. Albans, en algún momento Rector de la Pequeña y Munden Sacombe, Hertfordshire, y fue durante diecisiete años, un tutor en Teología Bíblica y la Doctrina Cristiana en All Nations Christian College. Murió en octubre de 1994 a los 79 años.

Artículos Relacionados