“Como el águila que excita su nidada, revolotea sobre sus pollos,
Extiende sus alas, los toma, los lleva sobre sus plumas, Jehová solo le guió,
Y con él no hubo dios extraño.”

Deuteronomio 32:11-12

 

Nuestro Padre Todopoderoso se complace en conducir los tiernos polluelos que tiene bajo Su cuidado al mismo borde del precipicio, y aún les empuja por él en los aires, para que aprendan el poder de volar que tienen y que aún no han ejercitado. Y si en su tentativa se encuentran en peligro, El siempre está preparado para volar debajo de ellos y elevarlos en Sus alas poderosas. Cuando Dios coloca a Sus hijos en una posición de una dificultad sin igual, ellos siempre pueden contar con El para sacarlos del apuro. (La canción de Victoria.)

“Cuando Dios coloca una carga sobre ti, El siempre pone Su propio brazo debajo.”

Hay una planta pequeña y sin desarrollar que crece bajo la sombra de un roble frondoso, y esta planta pequeñita, atesora la sombra que la cubre y estima grandemente el reposo sosegado que su amigo tan generosamente le proporciona. Pero hay una gran bendición preparada para dicha plantita.
En cierta ocasión apareció el leñador y cortó el roble con su hacha muy afilada. Entonces la planta llora y grita: “¡Mi sombra se ha marchado, ahora todo viento áspero soplará sobre mi y todas las tormentas harán lo posible por desarraigarme!”
“No, no” dijo el ángel de aquella flor: “ahora el sol llegará a ti, ahora la lluvia caerá sobre ti en mayor abundancia que antes, ahora la forma que tienes sin desarrollar crecerá en hermosura y tu flor que nunca hubiese podido desarrollarse por si misma con toda perfección, ahora se reirá a la luz del sol y los hombres dirán” “¡De que manera tan grandiosa ha crecido esa planta! ¡En que cosa tan gloriosa se ha convertido su belleza al quitarle aquello que era una sombra y su delicia!”

¿Veis entonces, como Dios pudo quitarnos vuestras comodidades y privilegios para hacernos mejores cristianos?

El Señor siempre entrena a Sus soldados, no permitiéndoles que reposen en colchones de plumas, sino arrojándoles fuera y usándolos en marchas forzadas y en servicios difíciles. El les hace vadear por las corrientes, nadar por los ríos, trepar montañas y andar muchas y largas caminatas con mochilas pesadas de aflicción sobre sus espaldas. Esta es la manera como El los hace soldados. No vistiéndolos con uniformes bonitos para que presuman en las puertas de los cuarteles y para que aparezcan como grandes caballeros a la vista de aquellos que andan holgazaneando por los parques. Dios sabe que los soldados solamente se hacen en la batalla, ellos no mejoran en los tiempos de paz.

Podemos aumentar las causas como se forman los soldados, pero los guerreros verdaderamente son educados con el olor de la pólvora, en medio del zumbido de las balas y el tronar de los cañones, pero en tiempos apacibles y pacíficos.

Pues bien Cristiano, ¿No tiene todo esto cierta relación con ello? ¿No está tu Señor usando tus dones y haciendo que crezcan? ¿No está desarrollando en ti las cualidades del soldado al arrojarte en lo peor de la batalla? ¿No deberías utilizar todos los recursos a tu alcance para salir de ella victorioso?

________________________________________________

Fuente: Springs in the Valley | Lettie Burd Cowman

Sobre El Autor

Charles Spurgeon

Charles Haddon Spurgeon Nacio en Kelvedon, el 19 de junio de 1834 fue un pastor bautista británico. Aún es conocido por la gente como el "Príncipe de los Predicadores". A lo largo de su vida, Spurgeon evangelizó alrededor de 10 millones de personas y a menudo predicaba 10 veces a la semana en distintos lugares. Sus sermones han sido traducidos a varios idiomas y actualmente, existen más libros y escritos de Spurgeon que de cualquier otro escritor Cristiano de la historia de la iglesia. Tanto su abuelo como su padre fueron pastores puritanos, por lo que creció en un hogar de principios Cristianos. Sin embargo, no fue sino hasta que tuvo 15 años en enero de 1850 cuando hizo profesión de fe en una Iglesia Metodista. Spurgeon fue pastor de la Iglesia Bautista denominada Metropolitan Tabernacule, de Londres durante 38 años. Fue parte de numerosas controversias con la Unión Bautista de Gran Bretaña y luego debió abandonar su título religioso. Durante su vida, Spurgeon sufrió diversos malestares físicos. Sin embargo, en 1857, fundó una organización de caridad llamada Spurgeon's, la cual trabaja a lo largo de todo el mundo. Spurgeon fallecio el 31 de enero de 1892 en los Alpes Marítimos, Francia.

Artículos Relacionados