En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo. Filipenses.3:20

¿Qué quiere decir que somos ciudadanos del cielo? Bueno, pues primero, que estamos bajo el gobierno del cielo. Cristo, el rey del cielo, reina en nuestros corazones; las leyes de la gloria son las leyes de nuestras conciencias; nuestra oración diaria es: «hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo».

Recibimos libremente las proclamaciones que se emiten desde el trono de gloria; obedecemos alegremente los decretos del Gran Rey. Para Cristo no estamos sin ley. El Espíritu de Dios gobierna en nuestros cuerpos mortales, la gracia reina por medio de la justicia y llevamos el yugo fácil de Jesús.

Ay, que él se sienta en nuestros corazones como Rey, igual que Salomón en su trono de oro. Somos tuyos, Jesús, así como todo lo que tenemos; gobierna tú sin rival. Que nuestras vidas sean conformadas a la gloria de nuestra ciudadanía.

En el cielo son santos, así que nosotros debemos serlo si nuestra ciudadanía no es una mera pretensión. Allí son felices, así que nosotros debemos regocijarnos siempre en el Señor. En el cielo son obedientes, así debemos serlo nosotros, siguiendo la menor amonestación de la voluntad divina. En el cielo son activos, así debemos ser nosotros, alabando y sirviendo a Dios día y noche.

En el cielo hay paz, así que nosotros debemos encontrar reposo en Cristo y estar en paz incluso ahora. En el cielo se regocijan al estar ante el rostro de Cristo; así debemos nosotros estar siempre meditando en él, estudiando su belleza y deseando examinar las verdades que él ha enseñado. En el cielo están llenos de amor, y nosotros debemos amarnos unos a otros como hermanos. En el cielo tienen una dulce comunión unos con otros; así nosotros, aunque somos muchos, somos

Sobre El Autor

Charles Spurgeon

Charles Haddon Spurgeon Nacio en Kelvedon, el 19 de junio de 1834 fue un pastor bautista británico. Aún es conocido por la gente como el "Príncipe de los Predicadores". A lo largo de su vida, Spurgeon evangelizó alrededor de 10 millones de personas y a menudo predicaba 10 veces a la semana en distintos lugares. Sus sermones han sido traducidos a varios idiomas y actualmente, existen más libros y escritos de Spurgeon que de cualquier otro escritor Cristiano de la historia de la iglesia. Tanto su abuelo como su padre fueron pastores puritanos, por lo que creció en un hogar de principios Cristianos. Sin embargo, no fue sino hasta que tuvo 15 años en enero de 1850 cuando hizo profesión de fe en una Iglesia Metodista. Spurgeon fue pastor de la Iglesia Bautista denominada Metropolitan Tabernacule, de Londres durante 38 años. Fue parte de numerosas controversias con la Unión Bautista de Gran Bretaña y luego debió abandonar su título religioso. Durante su vida, Spurgeon sufrió diversos malestares físicos. Sin embargo, en 1857, fundó una organización de caridad llamada Spurgeon's, la cual trabaja a lo largo de todo el mundo. Spurgeon fallecio el 31 de enero de 1892 en los Alpes Marítimos, Francia.

Artículos Relacionados