Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis. 1P 2:2

Así como el infante desesperadamente necesita su alimento lácteo para saciar su hambre y tener un crecimiento correcto, así el creyente necesita desesperadamente un hambre del alimento Biblico para obtener así un crecimiento espiritual correcto.

La palabra (crecer) viene del griego (auxano) y significa: aumentar, incrementar el volumen fisico o espiritual, denota: ir subiendo, ir mejorando, nos muestra: una semilla la cual brota su renuevo en ascenso.

¿Cómo podemos medir el crecimiento? Cuando pensamos en crecimiento físico, hablamos de altura, peso y de la capacidad para realizar determinadas funciones. Cuando hablamos de crecimiento mental, se puede medir con pruebas de capacidad intelectual y de resolución de problemas, es claramente facil observar si estamos madurando mental y fisicamente. Pero, ¿cómo determinamos el crecimiento espiritual en nuestra vida?

La Palabra de Dios, es sumamente vital e importante para el crecimiento espiritual en la vida cristiana. Todo creyente debe saber claramente que dice la Palabra de Dios y vivir Su mensaje en una vida completamente sujeta al soberano dominio del Espíritu Santo. Todos los principios Bíblicos están asignados por Dios para dar la forma Cristocentrica al creyente en pensamiento, palabra y conducta, tales verdades Bíblicas deben influir totalmente en las actitudes diarias del creyente y deben guiar las decisiones personales antes de ser tomadas, (porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien – Jos 1:8).

El crecimiento espiritual es una etapa de toda la vida. Y como sucede con cualquier otro aspecto de nuestro desarrollo, no se produce espontáneamente (Fil 1:6, 1 Ts 5:23-24). El creyente para que obtenga un crecimiento espiritual correcto debe dedicarse a pasar tiempo en la meditación (pensar detenidamente con atención y cuidado) de la Palabra de Dios. ¿Cómo meditamos en ella?, asociando sus verdades con nuestra vida diaria, hay un sin numero de eternos beneficios recibidos cuando el creyente le dedica tiempo a la Palabra de Dios (Sal 119:151-152, 2Ti 3:16-17, 2P 1:19-21), y el principal beneficio recibido en la Palabra de Dios es conocer a Dios tal cual es (1 Cor 2:9-11), las Escrituras nos muestra Su perfecto y Santo carácter (Jn 17:3). El crecimiento espiritual correcto está basado en que el creyente se dedique, anhele, reciba y se sujete completamente a todo lo que Dios ordena, y a la perfecta revelación de quien es El mediante Su Palabra, en base a la iluminación del Espíritu Santo.

La Palabra de Dios debe ser el alimento espiritual necesario del creyente, los deseos de ingerir algún tipo de alimento o platillo específico, nos conducirá a buscar el lugar adecuado que lo ofrezca. El hambre espiritual nos llevará al alimento espiritual (La Biblia). La lectura y aplicación de las verdades Bíblicas en la vida diaria del creyente son necesarias para el crecimiento espiritual correcto. El camino al conocimiento divino comienza cuando se da vuelta a la página de Su Palabra. El único libro clave del crecimiento personal espiritual correcto, es la Palabra de Dios, y es de suma importancia para nuestra madurez en la fe. La Palabra de Dios es el cimiento (Base solida) de la vida cristiana, comprendiendo así que es tan eterna como su Autor (Dios) es eterno (Mt24:35, Sal 119:152).

siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo (Ef 4:15).

Sobre El Autor

Félix Muñoz

Félix Muñoz, nacido en San Juan Puerto Rico es fundador de ministerios vida y verdad, y en contexto, ministerios los cuales capacitan con material teológico a congregaciones participantes para que éstos disfruten de una hermenéutica y homilética sana, su teología es bíblica sistemática, se centra en lo que las escrituras, la historia y su propio contexto léxico afirman (enfoque léxico histórico gramatical cultural). Es pastor/maestro misionero en México por más de nueve años, y ha trabajado en sin número de países en latino américa y el caribe por mas de 16 años. Tiene la dicha de gozar de un Doctorado en estudios teológicos ministeriales de la (UTPR) Universidad Teológica de Puerto Rico y aparte una Maestría en Consejería Pastoral de la (CUNC) Christian University of North Carolina, certificado como PSE (Peer Support Specialist) en el estado de Arizona EE.UU. El Dr. Muñoz es el presidente, fundador y profesor de la Universidad Teológica Contemporánea en Nogales Sonora México. Actualmente reside ahí junto su esposa.

Artículos Relacionados